EN BUSCA DEL SEXO PERDIDO: Sara, la caña de España.



En primer lugar pido disculpas a los lectores de este blog por el retraso a la hora de colgar esta experiencia, pero una serie de vicisitudes me han obligado a posponerlo hasta el dia de hoy. Gracias por vuestra paciencia.

No suelo hacerlo, pero en alguno de mis viajes si veo que puedo disponer de algún tiempo libre, gusto de quedar con algún buen amigo forero a tomar lo que se tercie y a comentar todo lo que rodea al apasionante mundo del sexo de pago. Normalmente este contacto comienza con el suficiente tiempo para que las agendas particulares de cada cual puedan encajar y el pequeño grupo que se junta pueda organizarse para el día D y la hora H. Suelen ser reuniones de pocos foreros, donde todos pueden disfrutar de la conversación y la relación de los presentes, a parte de relacionarnos, hablamos de los últimos acontecimientos de los foros y sobre todo cruzamos información sobre agencias y escorts que nos pueden interesar.

En este caso, pude preveer con suficiente antelación un viaje a Madrid, durante el cual tendría algunas horas libres para consumir sexo de pago y poder reunirme con mis colegas foreros madrileños. No dude ni un segundo en poner en marcha la maquinaria para poder organizar este pequeño encuentro, en un principio alguno estaba desaparecido (Ficat, si me lees te mando un abrazo), y con otros era imposible cuadrar horarios y días (Ra, que sepas que se te hecho de menos), pero hay quien casi nunca falla, este es el caso de Rucius.


Rucius es un forero madrileño, buen amigo mío, al que tengo un gran aprecio también, un gran conocedor del sexo de pago madrileño. Sin hacer gran ruido, experiencia a experiencia, va conociendo lo mejor y más granado del relax madrileño, una gran fuente de información respecto a esta temática.
Tras concretar la cita para vernos en Madrid, le solicite que me hiciera una buena recomendación respecto a alguna profesional que yo no conociera y que de verdad pudiera sorprenderme. Su respuesta fue fulgurante y no se hizo esperar, Sara de Carlaescorts era la recomendada. Se reafirmaba diciendo que era la escort ideal para mí, aunaba belleza, simpatía y profesionalidad, sin duda seria una ola perfecta del sexo de pago.

Ante tal insistencia, confieso que comencé a informarme un poco sobre esta escort, leyendo lo que en los foros se comentaba sobre ella. En los principales foros nacionales de sexo de pago, Spalumi, Bcnrelax, y Forox, existían muy buenas referencias sobre ella. También estuve viendo sus fotos, y en mi interior comenzó a forjarse la idea de tomarme esta cita en serio.
Gracias a la información que circulaba en los foros pude saber con antelación que Sara era una española, lo cual hoy es un autentico lujo en el sexo de pago, con un buen cuerpo. Su rostro era una incógnita pues siempre aparecía oculto, aunque hablaban de una mujer guapa. Respecto a su carácter se comentaba que era simpática y atenta con el cliente. Aunque su virtud mas destacada en todas las experiencias era su profesionalidad, su habilidad, su implicación y sabiduría a la hora de darle al cliente el sexo de pago que buscaba.
Carla Escorts
Sobre la agencia Carlaescorts, ya tenia una idea preconcebida, que también se confirmo con lo leído en foros de relax. Es una agencia de contactos que lleva funcionando un par de año, lo cual hablando de sexo de pago no es poco, cuando en Madrid hay tantas agencias que aparecen un día y desaparecen al otro. Desde un principio han apostado por ofrecer calidad y buen trato, y distinguirse como una agencia de alto standing. Una de sus virtudes es que en su mayoría tienen trabajando con ellos señoritas de nacionalidad española, pocas agencias pueden presumir de lo mismo. Han apostado por su presencia en Internet desde el primer día, creando una buena web y un blog. Precisamente Lucia, su relaciones publicas, me envió hace bastante tiempo un mail ofreciendo un intercambio de banners y enlaces con este mismo blog, cosa que acepto siempre encantado.

Visto lo visto, pocas dudas me quedaban, y tras decidir romper el tope salarial que suelo tener para el sexo de pago, contacte con Rucius para confirmarle que Sara seria uno de mis objetivos sexuales en mi próxima parada madrileña. Ante esta confirmación, Rucius se ofreció a acompañarme a la agencia, pues tenia que hacer efectivo un premio que se había ganado en un concurso del foro de Bcnrelax, por lo que el se encargaría de contactar con Lucia y pedirle cita para los encuentros sexuales de ese día.

Conforme lo planeado se desarrollo el encuentro de los pocos amigos foreros, café, copa y charla respecto al sexo de pago que nos rodea. Con Rucius machacándome la cabeza conforme la que me esperaba esa misma tarde en mi encuentro sexual con Sara. Confieso que cada vez tenia mas ganas de que llegase el momento, sintiendo también la curiosidad de lo que podía ser conocer a una escort de este nivel y a una agencia de contactos con tan buena fama.

Llegado el momento se produjo la despedida forera hasta una próxima ocasión y con mi colega me dispuse a irme para la calle General Martínez Campos donde tiene su sede esta Carlaescorts. Nada mas traspasar el portal, ya me di cuenta la naturalidad con la que Rucius se movía por la finca, sin duda era un cliente asiduo.
Nos abrió la puerta una bella señorita, y enseguida por el pasillo apareció Lucia hablando por teléfono, que hizo a Rucius el gesto de pasar a una habitación que allí mismo había. Cuando abrimos la puerta aparecieron ante nosotros cuatro bellezas sentadas en un sofá, enseguida me di cuenta que era la habitación destinada a reunir a las chicas antes de sus citas con los clientes. Una de ellas al vernos entrar se levanto como un resorte y saludo efusivamente a Rucius, era Noemí, una autentica morenaza, de una belleza espectacular, alta y con un cuerpo en el cual no sabias en que parte centrar la mirada. Me fue presentada y charlo con mi amigo hasta que entro Lucia que ya había terminado de atender el teléfono.
Lucia es el alma mater de la agencia, es la relaciones publicas y quien controla que todo funcione perfectamente. Me fue presentada también y enseguida pude ver que se movía con soltura y experiencia, que era una autentica profesional en su campo.
Tras una breve conversación, nos comento que en ese preciso momento había una ocupación total de las habitaciones de la agencia, preguntándonos si podíamos esperar un poco. Ninguno de los dos teníamos problemas de tiempo, por lo cual esperar un poco no nos importaba en absoluto. En ese preciso momento llamaron a la puerta y tras un breve instante apareció una chica muy sonriente en la habitación, era Sara.
Cuando me la presentaron confieso que me pareció muy simpática, tiene una sonrisa encantadora, venia vestida de calle ya que llegaba del gimnasio. Tampoco por su físico me dio impresión que pudiera ser la escort espectacular de la que Rucius me había hablado. Era guapa, tenia un buen cuerpo, pero no aparentaba ser una fiera en la cama, luego pude cerciorarme de que las apariencias engañan.
Ella mismo propuso tomarnos algo en un bar cercano para hacer la espera más amena, lo cual nos pareció una magnifica idea, porque en el cuarto de espera de las chicas ya éramos multitud.

La verdad es que fue una suerte, tomar esa cerveza en compañía de Sara, de este modo pudimos conocer mejor a una extraordinaria mujer, que desde el primer momento hizo gala de simpatía y saber estar. Fue sin duda el preámbulo a lo que seria una exquisita sesión sexual, porque se pudo romper el hielo totalmente y de este modo conocernos un poco mejor. Recuerdo que su cara me recordaba a alguien, y durante todo el encuentro estuve intentando saber a quien me recordaba. Al final mucho tiempo después he caído cual es el parecido razonable de esta chica, a mi me recuerda un poco a una antigua colaboradora de Crónica Marcianas que se llamaba Rocio Madrid, sin duda tienen una sonrisa y simpatía similar.

Pasado el tiempo que Lucia nos había indicado, volvimos a subir a la agencia y allí desapareció Sara que nos dejo en compañía de Lucia, pues ella debía prepararse para nuestra cita. Mientras estuvimos hablando unos pocos minutos hasta que sonó el teléfono y me dijeron que debía irme a la suite pues Sara me estaba esperando. Me despedí de Rucius, deseándonos suerte en el encuentro sexual que nos esperaba y también de Lucia, que me indico donde se encontraba el apartamento que llamaban la suite. Aunque tienen habitaciones en la misma agencia, tienen en la misma finca un pequeño apartamento, muy mono que destinan a citas sexuales y que denominan la suite.

Llegue ante la puerta de la suite, y me identifique como el butanero, Sara abrió la puerta entre risas, y me pregunto si me apetecía seguir con ese papel. Lo cierto es que este mito sexual de la España de los años 70-80 siempre me ha parecido divertido y he pensado en mas de una ocasión que cuando el río suena, agua lleva.
Tras la broma inicial, ella me enseño lo que era la Suite, un apartamento, con una gran habitación, con una cama bastante grande, nevera, otra zona con un gran sofá, todo estupendamente decorado, creando un buen ambiente para lo que tienen que ser este tipo de encuentros. También hay un baño completo, una habitación que no utilizan para nada y el recibidor que me pareció enorme.

La verdad es que Sara es una persona que da confianza, enseguida comenzamos a charlar y comentar muchas cosas, creo que pocas veces he podido hablar tanto con una profesional en un encuentro sexual.
Le deje el dinero sobre la nevera, y nos fuimos desnudando poco a poco, el uno junto al otro, mientras nuestra conversación proseguía. Observe que tenia un bonito cuerpo, bien moldeado en el que se notaban las sesiones de gimnasio. Nos quedamos en ropa interior cada uno y sin parar de charlar nos encaminamos al baño para ducharnos juntos. Llegados allí nos fuimos despojando de la poca ropa que nos quedaba y juntos entramos a la bañera para darnos una ducha. La conversación era tan apasionante, casi siempre referida al sexo de pago, que tan apenas me fijaba en ella alucinando con las historias y anécdotas que relataba, pues no era solo esto lo que me tenia encantado sino que además era la gracia y simpatía con lo que hacia, haciendo gala en todo momento de un inteligente sentido del humor.
Tras ducharnos y secarnos, me cogió de la mano y me llevo a la habitación, donde nos tumbamos en la cama y proseguimos hablando el uno junto al otro, sin que la maquinaria del sexo se pusiera en marcha. Entonces me di cuenta que la situación era graciosa, tenia ante mi a una espléndida hembra totalmente desnuda, con un espléndido cuerpo y una belleza sin par y me tenia hinoptizado simplemente con su verborrea. Se puede decir que me conto toda su historia en el mundo del sexo de pago, desde que se inicio recién cumplida la mayoría de edad. Quede impresionado por como había sabido desenvolverse esta mujer en un mundo tan complejo como el del relax, su grado de madurez, las agencias y pisos en las que había trabajado, su grado de sabiduría e información respecto al mundo del sexo de pago, su psicología a la hora de tratar al cliente, ganada solo a base de muchas horas de experiencias, y para lo ultimo dejare su sapiencia respecto al arte del sexo. Sara es una autentica erudita sobre el sexo, en el sentido mas amplio de la palabra, ningún campo se le escapa, técnicas sexuales, aparato sexual masculino y femenino, kamasutra, tantra, masturbación, felación, griego, lesbico, etc...abierta siempre a casi todo, con muy pocos tabúes, ha hecho sus pinitos hasta en el cine porno.
La conversación se fue volviendo cada vez mas caliente, hablando sobre todo de técnicas sexuales, cuando entre anécdota y anécdota me dijo que durante un tiempo había trabajado de forma independiente con un anuncio que decía “masajista especialista en masaje glanderiano y anal”. Sin poder remediarlo mi boca se abrió y desde lo más hondo de mi ser le dije “Eso mismo quiero que me hagas”. Ella con una sonrisa triunfante asintió con la cabeza, quizás porque sabia que me había llevado hacia una de las suertes sexuales que mejor domina.

Me invito a tumbarme en la cama, me dijo que empezaría dándome un pequeño masaje, por lo que me puso boca abajo. Comenzó a darme un masaje con un aceite, me relaje muchísimo, se notaba que sabe dar masajes, poco a poco sus manos empezaron a trabajar la zona de la entrepierna, y note como mi sexualidad comenzaba a desesperarse, pues un ligero calor se iba adueñando de mí.
Me ordeno que me diera la vuelta, y al hacerlo comprobé que mi pene estaba totalmente erecto. Ella como si nada, se puso un poco de aceite en las manos y comenzó a masajear toda la zona del bajo vientre, pasando de refilón por mi polla que permanecía enhiesta esperando el premio de alguna fugaz caricia. Tras mirarme con una picara sonrisa, se puso mas aceite en sus manos y se apodero de mi polla, comenzando masajearla de un modo más directo. Su tacto era muy agradable, manipulaba el pene con gran habilidad, parecía un alfarero modelando un pene, a la vez con la otra mano se dedicaba a mis testículos, obsequiándoles en principio con ligeras caricias y después recreándose en ellos, jugando con ellos, ora estirándolos, ora cogiéndolos con fuerza.
Yo la miraba expectante cada vez que hacia alguna nueva maniobra, pues cada cambio en sus juegos de caricias me producía mas placer. Ella mientras trabajaba mis genitales aprovechaba a explicarme sus técnicas, trucos y la reacción que esperaba de cada una de sus maniobras.
Mi polla estaba poniéndose casi de un color violáceo a punto de pasar al morado, ella mientras seguía trabajando mis testículos y modelando mi polla, siempre apoyándose con el aceite con el cual se rociaba las manos.
Abrió la mano y lleno lo que es la cuenca de la palma con este mágico aceite, para de inmediato, centrar ese mismo hueco sobre mi capullo e iniciar lo que me explico llamaba el masaje glanderiano. Moviendo la palma de la mano sobre el glande me proporcionaba ingentes cantidades de placer, produciéndome unas tremendas ganas de eyacular, cosa que ya evitaba con algún apretón en la zona perineal para contenerme. Ella mientras como si estuviera en una clase de sexología, me seguía explicando, lo cual encendía mas mi libido que ya estaba a punto de estallar.
Suavemente y tras lograr contenerme gracias también a su sabiduría de saber apretar donde hay que hacerlo en el momento adecuado, fue pasando de la polla al ano.
Me di cuenta que el masaje anal comenzaba, poco a poco fue trabajando esa zona, obligándome a levantar levemente las piernas, y me fue introduciendo los dedos, muy poco a poco y siempre ayudándose de lubricante.
Mi polla permanecía en estado de erección desde hacia un buen rato, y aunque ahora no era su principal objetivo, ella lograba darme placer introduciendo su dedo y masajeando la parte interior de mi ano, diciéndome a la vez que se iba acercando a la zona de la próstata donde existían abundantes terminaciones nerviosas que me pondrían fuera de sí. No se equivoco lo mas mínimo, quizás lo mejor hubiera sido estar atado a la cama, pues el placer era insoportable, y le pedía a gritos correrme, pero ella como si nada, a lo suyo y haciendo oídos sordos pues me decía que no era el momento.
Me dejo descansar un momento, quiero decir que dejo de manipular mi sexo dándome un respiro en ese aspecto, porque lo que realmente hizo fue besarme en la boca, unos besos maravillosos, de novia, de amante, muy húmedos.
Con su boca fue bajando poco a poco, entreteniéndose en los puntos más erógenos, cuello, pezones, pecho, ombligo, cara interior de los muslos, tobillos, dedos de los pies, ... en los que iba alternando besos, lenguetazos y mordisquitos.
Llego de nuevo a mis genitales y entonces comenzó a hacerme una felación espectacular. Para no perderme detalle, acomode la almohada, doblándola por la mitad para ganar altura y observar el espectáculo que era de película porno.
¿El mejor francés que me han hecho en mi vida? Una pregunta difícil de responder, pero sin ofender a ninguna profesional de las que me han ofrecido grandes felaciones, lo de Sara es de matricula de honor.
Mientras desplegaba toda una gama de caricias bucales, juegos linguales, gargantas profundas, succiones, y chupadas y con la otra mano manipulaba mis huevos e introducía un dedito en el culito, mi polla volvió a ponerse a tope, disfrutando como nunca de lo que fue la felación más larga que en mi vida he disfrutado.
Según me contó ella podía controlar perfectamente la eyaculación masculina de su pareja, pues notaba las palpitaciones del pene a la hora de eyacular, entonces con varios dedos apretaba una zona del perineo y cortaba esa posible eyaculación.
Así me tuvo durante dos amagos, mientras yo fuera de si, como una fiera le pedía que terminara, ya no tenia aguante físico, ni psíquico para proseguir con sus juegos y técnicas sexuales. Me agarraba a la cama y miraba al techo, pensando que iba salir despedido en cualquier momento tal era la tensión que acumulaba mi cuerpo.
Paro en seco y me aviso, me dijo que ahora la cosa iba en serio, que intentara aguantar todo lo que yo pudiera, y que soltara toda mi leche sin recato. Por un momento pensé que me había colado en una película porno, tal era el ímpetu que Sara puso en este momento, que pensé que a base de tanta succión se me iba a meter la sabana por el culo, aunque a decir verdad lo que entraba y salía era un dedo suyo. Sinceramente pensé que me iba a correr mas pronto, aun le dure un poco, pero finalmente para felicidad mía y descanso también, eyacule mientras ella como si nada proseguía con su formidable mamada sin dejar que saliera ni una gota de su boca.
Tras terminar no pude evitar una carcajada de pura felicidad, había sido la hostia, ella me miro sonriente, y desapareció hacia el baño para proceder a la limpieza e higiene bucal.
Regreso enseguida y se tumbo a mi lado, me confeso que por un momento había pensado que no me iba a correr, pues pensaba que quizás me había metido tanta caña durante la felación, haciéndome llegar varias veces al borde del orgasmo para luego negarlo, que se puede llegar a una situación de “no retorno” y hay quien luego ya no llega a eyacular, pues tras tanto trote el pene pierde sensibilidad.
Nuestra charla prosiguió, aunque yo soy de dos asaltos, me había dejado KO en un prolongado round y no me sentía con fuerzas de intentar nada, aunque estoy seguro que si se lo hubiera sugerido ella con su sabiduría alguna formula habría encontrado para ponerme de nuevo las pilas.
Siguió dándome clases magistrales de sexo, trucos o técnicas que solo una gran profesional sabe a base de entrenamiento y conocimiento. Me dio una muestra de su dominio de los músculos vaginales, me invito a penetrarla con un dedo y pude comprobar como su vagina se cerraba sobre mi dedo y lo oprimía a voluntad suya. Técnica propia de mujeres orientales, filipinas y tailandesas, que también se conoce vulgarmente en nuestro país como “carrete filipino”.
Tras hablar durante un buen rato, beber algo y fumarnos algún cigarro, nos duchamos de nuevo, y volvimos a la habitación para vestirnos. Me daba la impresión mas de estar con una amiga que con una escort profesional al uso, le tuve que recordar que recogiese el dinero que le había dejado encima de la nevera porque se le olvidaba cogerlo.
Juntos regresamos la agencia Carlaescorts ya no quedada nadie, todo el bullicio que había por la tarde había desaparecido, Sara dejo las llaves de la suite. Bajamos juntos a la calle y pidió un taxi para los dos, minutos antes había tenido el detalle de preguntarme a donde iba y me dijo que le venia de camino, que me acercaba con su taxi. Desde luego todo un detalle que dice mucho de ella como persona.
En un taxi me despedí de ella, no sin antes confirmarle que algún día volvería a que me diese una clase magistral en cualquiera de las artes del sexo que quiera.
Baje del taxi y llame a mi amigo Rucius para comentarle que me conocía mas de lo que yo pensaba al recomendarme a Sara, y darle las gracias por la recomendación.

Haciendo una síntesis, Sara es una profesional impresionante, pese a su edad atesora mucha experiencia, sabe estar, es muy simpática, y siendo una mujer guapa de verdad tampoco resulta espectacular en un primer momento. Lo que sí me resulta espectacular es su implicación, su forma de vivir el sexo, su intensidad, sus conocimientos sobre sexo, su forma de aplicarlos, y sobre toda su capacidad para sorprender. Estoy seguro que cada encuentro sexual con ella si se lo propone puede ser diferente. Esta claro que se trata de una escort de alto standing, además española, que a día de hoy es un lujo, todo esto sumado a lo anteriormente tiene su precio y creo que lo vale realmente. Sara es la caña de España sexualmente hablando, espero repetir con ella algún día y que me siga enseñando pues aprender con ella es un verdadero placer.
Sobre la agencia Carlaescorts, puedo decir que me dio muy buena impresion, con Lucia al frente disponen de una buena anfitriona ante sus clientes, el plantel de las chicas que pude ver, me parecio espectacular, y las instalaciones me parecieron acorde al nivel de la agencia.
FECHA DE LA EXPERIENCIA: Marzo 2008
NOMBRE DE LA CHICA: Sara http://www.carlaescorts.com/sara.htmNOMBRE DE LA AGENCIA: Carlaescorts.WEB: http://www.carlaescorts.com/DIRECCIÓN: General Martínez Campos. MADRID. Con cita previa.TELÉFONO DE CONTACTO: 620 583 063TARIFAS APLICADAS: Como dice mi colega Rucius, ver web.
DETALLES DE LA AGENCIA: trato de la encargada excelente, estado de las instalaciones bien, calidad del plantel de chicas que pude ver dentro de la agencia, muy bueno, vi al menos unas 5 chicas, relación calidad-precio bien.
DETALLES DE LA CHICA: Chica española de unos 28 años, estatura media, cabello negro, media melena y liso. Constitución normal, no tatoos & piercings, fumadora, sexo depilado, carácter majísima. PUNTUACIONES DE LA CHICA: Cara MB, físico general MB, pechos MB, culito BB, trato E, francés E, trajineo ¿? no hubo , implicación E, valoración global,E. (E excelente, MB muy bien, BB bastante bien, B bien, N normal, R regular, M mal, P pésimo).EXTRAS SEXUALES: Sexualmente hablando es de las mejores y más expertas profesionales que he tenido la fortuna de probar, creo que no se le resiste ninguna de las posibilidades que puede ofrecer el sexo en sentido puro. Francés sin SI, Terminado oral Si, imagino que facial también SI. Besa SI, sin tapujos toda una variedad de morreos y lenguetazos. Griego, creo que también SI. Sado, no sé que nivel tendrá pero seguro que algo sabe hacer. Masajes previos SI, masajes sensuales y sexuales, domina también esta suerte sexual.


Comentarios

manel ha dicho que…
hola colega
te felicito por este blog

Tengo pensando visitar Madrid, pronto y tengo ganas de estar con Astrid queen y la madurita argentina con la que estuviste

Un abrazo
K▲LIGUL▲ ha dicho que…
Hola Jabato, he incluido tu blog en una pagina de enlaces que he creado anexa a mi blog.

Espero que no te importe.

Saludos.

P.d:Quién sabe, igual hasta ligo!

;)
YoNoSoyClintEastwood ha dicho que…
Nos tienes espectantes!
Rodrigo ha dicho que…
me gustas muito de los videos
Anónimo ha dicho que…
"En unos momentos" lleva asi una semana. Venga Jabato eyacula ya que nos tienes en ascuas.
K▲LIGUL▲ ha dicho que…
Que bien escribes Jabato.
Joe, de esta chica no puedo decir que muy guapa.:(

Me imagino que será por el asunto de guardar el anonimato.

Supongo que será guapa.

Saludetes!